CICLÓN, UNA CRÓNICA

Cuando ella y yo dijimos a media tarde “ya está en Cuba” no hubo sacudida anterior que comparase lo que esas palabras provocaron. Entonces recordé el mismo dolor de 2002 y de 2008, porque quien le conoce la furia a los ciclones sabe que cuando llegan no entienden de familias humildes o buenas personas. Y cuando el muchacho, sobre las 9, dijo a través del teléfono Baracoa está totalmente destrozada, esa sensación de las 4, terminó convirtiéndose en frío, tanto que heló mis sensaciones.

Vivir un huracán desde lejos, antes y después del huracán, es sufrirlo dos veces. Uno sabe con anterioridad lo que viene, sin medias tintas, porque la ciencia lo anuncia y los militares ejecutan para evitar los dolores. Privilegio tener ambos, cuidando desde los radares y desde la evacuación la vida, las camas, los techos. Pero los ciclones cuando vienen bien alimentados, olvidan los sacrificios para tener un hogar. Es como si todo el odio se volcase sobre los pueblos, no importa su historia, ni la precariedad de su gente. Los huracanes son gente mala que no aprendieron a discernir entre quien lo merece o no y su egoísmo desmesurado solo estima en ganar más fuerza para cuando llegan a tierra soltarles todo ese mal genio, que la naturaleza, después de DOS mil años, no ha podido educar.

Ese sacrificio que las tormentas desentienden lo sienten los rostros caídos de las personas sin casa que nos muestra Internet desde Oriente, los árboles que no volverán a madurar fruto alguno, los cables por donde otra vez no recorrerá energía, las tejas rajadas que difícilmente volverán a dar cobija, el malecón que en buen tiempo no acompañará las caricias medio encubiertas de amantes nocturnos o pescadores ilusionados con el alimento del día.

El ciclón prefirió el silencio y la soledad, por eso dejó sin cabellos a las montañas que cuidan la espalda del pueblo, quitó el tono de los teléfonos y algunos solo quedaron con una fea caldera para cocinar los granos del día. Arrancó los pedazos de camino para que la ayuda demorase, como si la gente de allí hubiese molestado a algún poder superior.

Yo quisiera ir a Maisí, a contar las historias, a ser partícipe de la reconstrucción. Yo quisiera llevar un poco de aliento a Baracoa, una esperanza. Si yo estuviera allí escogería la crónica, porque no hay género que pueda como ella gritar el dolor, la tragedia.

Anuncios

Autor: decubasoyblog

Joven periodista y soñador. Empeñado en contribuir, desde el ejercicio responsable y objetivo del periodismo, a hacer de Cuba un país mejor para su gente.

2 comentarios en “CICLÓN, UNA CRÓNICA”

  1. Una buena cronica de un pionero del periodismo que no por su corta edad o por su poca estancia en los medios de comunicacion de nuestro pais cuba ya le deja muy buenos comentarios tanto en las pantallas de todos los cubanos casi todas las noches como tambien por los cenderos de internet muchas gracias por tus palabras

    Me gusta

  2. Felicitaciones. No obstante aun es necesario un periodismo mas analítico. Por qué tanto desastre? Pues porque hay mucha vulnerabilidad acumulada. Las casas e instalaciones en general que menos resisten son las de tejas de asbesto cemento y zinc. Lo peor del caso que es que se rahabilitan con las mismas tejas, buenas para lo inmediato, para salir del problema, pero no para siempre. Hay que hacer un analisis en algun medio informativo nacional pues no es correcto que le vendan a la población cada teja por 500 pesos que un viento se las lleva. Cada teja cuesta el salario del mes por encima de la media de un trabajador. Imáginese 100 tejas cuanto cuestan !!!. Barato para el estado pero muy caro para la población. Tenemos que prepararnos para enfrentar huracanes cada vez mas intensos y mas frecuentes en cualquier lugar del territorio nacional. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s